Pilates infantil y adolescentes

Las clases de pilates infantil están pensadas para niños de entre 6 y 12 años que padecen patologías como escoliosis, cifosis o acotamientos musculares, problemas muy frecuentes en estas edades. Además de mejorar estas patologías podemos prevenirlas, por eso esta actividad la puede realizar cualquier niño aunque no presente ningún problema.

El trabajo va encaminado a mejorar la elasticidad muscular, corregir la postura y fortalecer la musculatura que se encuentra débil. En el caso de las escoliosis o las cifosis el trabajo que se realiza es muy especifico y los ejercicios deben de adaptarse a cada niño puesto que cada caso es diferente. Por esta razón trabajan conjuntamente la profesora de pilates y la fisioterapeuta que supervisa los ejercicios y realiza un seguimiento de cada niño.

Todos estos problemas evolucionan con la adolescencia y debemos seguir con el tratamiento para que no aumenten. Incluso con el crecimiento y el cambio hormonal pueden aparecer problemas de espalda que anteriormente no existían.

Antes de incorporarse a la clase cada niño es valorado por la fisioterapeuta y se realiza un seguimiento para ver la evolución.