Osteopatía

La osteopatía es el arte de diagnosticar y tratar las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano, que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo. Lo que caracteriza al organismo humano es el movimiento y lo que caracteriza el estado de salud es el equilibrio en esos movimientos.

La osteopatía pretende restablecer los equilibrios perturbados en todos los niveles funcionales del cuerpo humano. Restaura las movilidades necesarias para un buen estado de salud. Persigue la prevención y la conservación de la salud.

Tiene como principales indicaciones las afectaciones dolorosas de la columna vertebral y de las articulaciones. Es también muy eficaz en la mayoría de los casos de migrañas, vértigos, otitis, trastornos circulatorios, digestivos, endocrinos, traumáticos, ginecológicos, pediátricos, etc.

 Principalmente existen tres tratamientos de osteopatía:

  • Estructural, que se dirige especialmente a los trastornos de las estructuras óseas, musculares y articulares.
  • Visceral, que se interesa por los órganos, como el hígado, el estómago, el riñón…
  • Craneal, que insiste en la noción de movilidad de los huesos del cráneo y se dirige al desarrollo del recién nacido, del niño, así como a los trastornos funcionales del adulto.

 

“ El objetivo del médico debería ser encontrar la salud. Las enfermedades las pueden encontrar cualquiera” A. T. Still. Médico. Fundador de la Osteopatía. 


Para saber más acerca de la osteopatía, puedes visitar la página de nuestra escuela aquí.

Para leer publicaciones científicas, puedes consultarlas aquí.